Cuando un contrato de comisión mercantil se convierte en una relación de trabajo

 

Chihuahua, Chih, 13 de Noviembre 2014

CRITERIO PARA DETERMINAR CUANDO UN CONTRATO DE COMISIÓN MERCANTIL, EN REALIDAD SE CONVIERTE EN UNA RELACIÓN DE TRABAJO.

Por: Lic. Guillermo Abraham Flores Llaguno

En la actualidad, se ha presentado una gran problemática con las grandes empresas que buscan comercializar sus productos en todo el país por medio de comerciantes de las diferentes regiones, así es, pues se dan muchos supuestos en los cuales, el comerciante al ya no verse favorecido por el contrato de comisión mercantil pactado con la empresa, opta por demandar ante las autoridades que se encargan de la materia del trabajo, la existencia de una supuesta relación laboral, y como consecuencia todas las indemnizaciones que marca la ley en materia, es por esto que la suprema corte se ha pronunciado sobre los supuestos en que existe verdaderamente un contrato de comisión mercantil, o cuando verdaderamente entre el comitente y el comisionista se dan todos los elementos necesarios para que verdaderamente exista una relación de trabajo.

Pues bien, para entender la naturaleza jurídica de dicho contrato debemos entender y visualizar el efecto para lo que se creó, sin  atender exclusivamente a su designación, pues existen contratos de comisión mercantil que verdaderamente son contratos de trabajo, y existen hipótesis en las que el comisionista busca sacar ventaja ante las autoridades laborales respecto de dicho contrato cuando verdaderamente no se dan los supuestos para que se entienda una relación de trabajo, entonces pues, resulta indispensable tomar en cuenta los términos y condiciones pactadas en los referidos contratos, por ejemplo, si el comisionista se compromete a vender y promocionar los productos entregados por el comitente, por consignación, por si o a través de tercero, contando con recursos propios el comisionista y sin estar sujeto a un horario de trabajo, pudiendo ausentarse de dicho lugar en los momentos que el pretenda, y además contando con plena libertad para negociar con cualquier otro comitente para promocionar los productos de este, es a todas luces un contrato de comisión mercantil, ello aunque en el referido contrato existan clausulas relativas a la mercancía que entrega el comitente al comerciante, como pudieran ser a la conservación de las mercancía, a los faltantes, a los cortes de caja,  así como las atinentes a las limitaciones a contratar con otros comitentes, las cuales no serán ordenes, en las formas  que se establecen para con una relación de trabajo, sino como  normas contractuales que posibilitan el adecuado desempeño de la comisión.

Es por eso, que es indispensable que aprendamos a diferenciar los elementos necesarios para que se entienda una relación de trabajo, pues si en el referido contrato de comisión mercantil se le otorgan las libertades ya mencionadas en líneas anteriores al comisionista, como es la libertad para vender la mercancías por medio de si o de tercero, y no estar sujeto a un salario ni a un horario de trabajo es imposible que se pueda dar el supuesto de una relación de trabajo, encontrando sustento todo lo anteriormente expuesto en la Jurisprudencia que se localiza con el rubro de COMISIÓN MERCANTIL. CRITERIO PARA DETERMINAR SU EXISTENCIA CUANDO SE ADUCE UNA RELACION DE TRABAJO. Segunda Sala, Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Tomo XXX, Octubre del 2009, Tesis 2ª/.J. 149/2009, Pagina 64, Materia Laboral, Jurisprudencia.

En el presente estudio se destacaron los aspectos básicos de este contrato, sin embargo, en caso de requerir una asesoría más profunda, en BCG CONSULTORES LEGALES, existe un área específica en donde le podemos asesorar sobre el funcionamiento de este tipo de contratos, por lo que nos ponemos a sus órdenes en la página electrónica www.bcgconsultoreslegales.com así como en el correo electrónico gflores@bcgconsultoreslegales.com